Carrito

  • No products in the cart.

Blog

HomeMarisco a domicilioMarisco a la brasa
marisco a la brasa

Marisco a la brasa

Comienza el verano, jornadas con más horas de luz, reuniones y reencuentros (con seguridad) en vacaciones. Hoy desde Sabor da Ría os proponemos un plan de verano para disfrutar al máximo de la gastronomía y el buen tiempo: Marisco a la brasa.

Y es que con la llegada del buen tiempo llegan también las cenas y comidas en el exterior, las típicas barbacoas de verano que tanto nos gustan. Además de las carnes habituales, los mariscos y los pescados son también una elección fantástica para disfrutar en familia y en la compañía de amigos.

Una alternativa saludable, rápida y sencilla para todos los gustos es el marisco a la brasa y como no, el pescado gallego, ambos con un alto contenido en proteínas y vitaminas que nos permiten disfrutar de un gran plato bajo en grasas sin perder el sabor del auténtico marisco y pescado gallego.

Y es que una lubina a la brasa, unos berberechos, unas navajas o un bogavante serán unos estupendos platos de los que disfrutarán tanto los mayores como los más pequeños de la casa. Tanto el pescado como el marisco a la brasa se preparan de forma rápida por lo que no tendremos que preparar muchas brasas ni estaremos junto al fuego de la barbacoa mucho tiempo.

¿Qué mariscos a la brasa podemos cocinar?

  • Bogavante: es un marisco muy conocido y apreciado por la calidad y el magnífico sabor de su carne, cualidades que quedan garantizadas con la entrega en fresco que ofrecemos en Sabor da Ría. Su elaboración a la parrilla no puede ser más sencilla, ya que simplemente cortaremos el producto a la mitad longitudinalmente. Mantendremos la parte de las cascaras unos 2 minutos hasta verlas naranjas y otros dos minutos por la parte de la carne. Lo serviremos bien caliente.
  • Navajas: pese a que las navajas llegan limpias, no estará demás pasarlas por agua salada unas dos horas antes de su consumo, ya que siempre pueden quedar restos tratándose de un molusco que vive enterrado en la arena. También se pueden pasar ligeramente por vapor para que se abran. Cuando las cocinamos a la brasa las pondremos boca arriba durante poco tiempo, ya que necesitan cocinarse muy poco.
  • Almejas, berberecho, mejillones y volandeiras: antes de cocinarlas lavaremos el producto bien en una cazuela con agua fría abundante y una cucharada de sal gorda durante 20 minutos, repitiendo este proceso una vez más. Las colocaremos en la brasa a unos 15 cm de las brasas hasta que se abran. Añadiremos un chorrito de aceite de oliva al retirarlas del fuego.
  • Camarones: al igual que con los gambones, podemos disfrutar del sabor de este marisco de una forma sencilla y absolutamente saludable con un toque de brasa.
marisco a la brasa

Pescados a la brasa

  • Rodaballo: es un pescado muy apreciado por su carne. De cuerpo aplanado dorso-ventralmente de forma casi circular, sin escamas. Descubrirás un plato delicioso con el toque de la piel crujiente pero extraordinariamente jugoso por dentro. Te aconsejamos hacer unos pequeños cortes en el pescado tras limpiarlo para poder rellanarlos con cebolla y tus verduras favoritas como tomate y pimiento al ponerlo a la brasa para darle un gusto completo.
  • Lubina: uno de los pescados más exitosos en nuestra web debido a la calidad de su carne. Se trata de un pescado blanco con muy bajo aporte calórico y muy rico en vitaminas del grupo B. No necesitaremos más de 20 minutos de brasas para que quede perfectamente cocinada. Abriremos el pescado y lo extenderemos en la parrilla acompañada con unas verduras y rodajas de limón.
  • Merluza: también llamada pescadilla a las menos tamaño, es un pescado de gran sabor que suele preparase cocida en rodajas, aunque existen muchas y diferentes formas de preparación. Es muy rica en proteínas completas o de alto valor biológico y posee diferentes vitaminas y minerales. Una vez la tengamos cortadas en rodajas las lavaremos, salpimentaremos durante unos 15 minutos y la prepararemos en la parrilla (a unos 15 cm) no más de 6 minutos por cada lado.

El sabor tanto del pescado como del marisco a la brasa es un sabor realmente puro a la hora de disfrutar del producto gallego y fresco. Os invitamos a probar el marisco a la brasa en vuestras reuniones con familia y amigos para disfrutar de un verano saludable y delicioso.

Post a Comment

Abrir chat