Carrito

  • No products in the cart.

Blog

HomeMarisco a domicilioCaptura del percebe gallego
percebes gallegos

Captura del percebe gallego

El percebe gallego es crustáceo, sí un crustáceo, al igual que un centollo o un bogavante, pero su adaptación y su evolución a lo largo de miles de años, le ha llevado a vivir fijado y más tranquilo pegado a las rocas dónde el mar rompe con toda su fuerzas.

El percebe gallego es sin lugar a dudas un marisco muy apreciado y conocido, su sabor lo hacen único e inimitable. Y aunque cada vez se buscan más fórmulas para su cocinado y preparación, la tradicional cocción en dos minutos con abundante sal y unas hojas de laurel son la forma preferida para su degustación. Pero hoy queremos centrarnos un su captura, en la captura del percebe gallego.

La podríamos denominar como «un «baile», separado, con las olas». Los percebeiros y percebeiras, como así son llamados los mariscadores y mariscadores que se dedican a la peligrosa extracción del percebe, necesitan de la marea baja para poder faenar ya que los percebes se encuentran en las zonas rocosas y con mar bravo de la costa gallega, sólo visibles con la bajamar.

A cuanta más bajamar y menos oleaje mejores condiciones para realizar su trabajo, trabajo para que materialmente solo es necesario un neopreno, una rasqueta y un cope, todo los demás es experiencia, agilidad y valentía, mucha valentía.

percebes gallegos

Percebes en zonas acantiladas

Para la captura de percebes se puede ir directamente a pie bajando por las zonas de acantiladas de la costa gallega o bien en embarcación, en la cual un compañero acerca al percebeiro para saltar a extraer percebes de las rocas a las que no se puede acceder a pie.

Una vez empieza la extracción empieza «el baile» pues será primordial estar pendiente del vaivén de las olas para bajar a capturar los percebes cuando el mar retrocede y da una tregua y escapar rápidamente antes e que las olas rompan con fuerza en la zona de extracción del percebe.

Los percebes se extraen de las rocas, a las que están apilados y fuertemente pegados con una especie de cemento que ellos mismos segregan, con la ayuda de una rasqueta para rascar y despegar los percebes sin cortar su cuerpo y no estropearlos. Es por ello que los percebes suelen traer trozos de roca pegados y que no deben sacarse para que se aguanten vivos.

A medida que se van capturando el percebeiro los irá depositando en un cope atado a su cintura y continuará con su labor hasta que la subida de la marea o bien las olas se lo permitan. Una vez terminada la extracción hay que seleccionarlos por tamaños y llevarlos a la lonja, donde los compradores en la subasta marcarán su precio.

Es ahí en la lonja donde comienza la labor de www.sabordaria.com para pujar y seleccionar los mejores percebes por su tamaño y sin cortes para nuestros clientes. Por desgracia a pesar de su gran profesionalidad y prudencia, tenemos que lamentar cada año la muerte de algún percebeiro, el nos recuerda de este modo que él manda.

Post a Comment

Abrir chat