Almeja Blanca Sabordaria.com

Tipos de Almejas Gallegas

En nuestra tienda online de marisco disponemos de las almejas gallegas y frescas. Estos apreciados mariscos bivalvos poseen distinto sabor y distintas cualidades físicas.

Almeja Fina

La almeja fina o san (Tapes Decussata) es la almeja más cotizada de las Rías Baixas gallegas por su gran sabor, porque alcanza un mayor tamaño y por una mayor resistencia fuera del agua.

Vive enterrada en diferentes sustratos, desde todo tipo de arenas hasta en zonas fangosas, en la zona intermareal hasta los 7 metros de fondo.

Podemos distinguir externamente la almeja fina de otras almejas por su concha de color blanca o un color pardo claro, aunque su tono varía según el sustrato en el que habita. Con unas costillas marcadas que se cruzan con las líneas concéntricas del crecimiento formando ambas unas pequeñas cuadrículas.

En su interior podemos distinguirla de otras almejas por sus sifones totalmente separados entre sí.

La almeja fina, aunque también puede cocinarse, es una almeja para consumir en crudo con un poco de zumo de limón al estrilo de las ostras, de ahí que sea también conocida como almeja de cuchillo.

Almeja blanca

La almeja blanca o babosa (Venerupis Pullastra) es la almeja más conocida y utilizada para cocinar, de ahí que sea conocida también como almeja marinera al igual que la famosa receta.Almeja Blanca Sabordaria.com

La almeja babosa posee una concha más alargada de color clara generalmente con manchas marrones y azuladas dependiendo del sustrato en el que viva enterrada, arena o fango. Podemos encontrar almeja babosa desde la franja infralitoral hasta los 50 metros de profundidad. No le gusta quedar sin agua cunado baja la marea ni soporta bien los cambios ni de temperatura ni de salinidad.

Es la almeja que más abunda y aunque puede consumirse en crudo, suele ser utilizada para cocinar.

 

Almeja roja

La almeja roja o rubia (Venerupis Rhomboideus) se diferencia de las almejas anteriores por poseer una concha de color rojizo y rosado, más gruesa y ovalada con estrías más marcadas.

En su interior podremos distinguirla por sus pequeños sifones totalmente pegados.

La almeja roja habita en sustratos fangosos y arenosos, desde la franja infralitoral hasta los 200m de profundidad.

A pesar de su gran sabor, tanto en crudo como cocinada, es la almeja menos conocida por su poco aguante fuera del agua, haciendo que no sea un marisco atractivo para tener varios días a la venta en plazas y supermercados.

Almeja japónica

La almeja japónica o cultivo (Tapes Philippinarum) es la almeja menos cotizada de todas las anteriores.

Podemos distinguir externamente la almeja japónica de otras almejas por su concha más redondeada, por su color pardo de diferentes tonalidades y por sus estrías más marcadas.

En su interior podemos distinguirla por sus sifones separados hasta la mitad y la tonalidad amarillenta del interior de las valvas.

La almeja japónica comparte hábitat con la almeja fina, enterrada en diferentes sustratos desde la zona intermareal hasta los 7m de profundidad.

Esta almeja resiste mejor que la almeja babosa y la almeja roja a los cambios de temperatura y aguanta  más horas fuera del agua.

Es utilizada para cocinar en todo tipo de recetas y aunque es la almeja con menos sabor de todas las que disponemos en Sabordaria.com, no deja de ser también una excelente almeja.

 

Previous postNext post

Sorry, the comment form is closed at this time.

0

Tu carrito