Aunque se trata de una receta sencilla, es imprescindible seguir las instrucciones correctamente. Las navajas a la plancha son todo un manjar y de preparación rápida. En unos minutos las tendremos para comer recién salidas del fuego.  Para que la degustación sea un éxito, es imprescindible contar con una navajas de calidad, frescas y que no tengan arenas. Para ello tenemos a tú disposición en nuestra tienda online unas estupendas navajas gallegas que llegarán vivas a tú domicilio. Además, son navajas limpias de arenas, ya que su captura se realiza mediante buceo.   Una vez tenemos las navajas en nuestro frigorífico y llegado el momento de consumirlas, necesitamos una plancha o sartén, limones, aceite de oliva y sal.  En una jarra añadimos zumo de limón recién exprimido, aceite de oliva y sal y lo removemos. A continuación pondremos la plancha a calentar y una vez

0

Tu carrito