El bígaro gallego, conocido por caramuxo en Galicia, es un marisco, un molusco de cuerpo blando metido en una concha cónica de color castaña tirando a negra o verdosa con líneas más oscuras, muy dura y que puede llegar a los 4 centímetros de altura. Su concha es enrollada en espirales amplias y tiene una apertura con forma ovalada con el lado más claro. Su cuerpo se divide en dos partes, la cabeza y el pie. En la cabeza está su boca situada en la cara ventral, dos ojos situados en el extremo de unos pequeños tentáculos retráctiles que a su vez tienen la función sensorial, especialmente táctil. El pie es un órgano musculoso de forma casi cilíndrica de color pardo o gris. Contiene una glándula que segrega un líquido que le ayuda a deslizarse por diferentes superficies cuando se desplaza. Encima de la

0

Tu carrito