Receta de navajas a la plancha

Aunque se trata de una receta sencilla, es imprescindible seguir las instrucciones correctamente. Las navajas a la plancha son todo un manjar y de preparación rápida. En unos minutos las tendremos para comer recién salidas del fuego. 

Para que la degustación sea un éxito, es imprescindible contar con una navajas de calidad, frescas y que no tengan arenas. Para ello tenemos a tú disposición en nuestra tienda online unas estupendas navajas gallegas que llegarán vivas a tú domicilio. Además, son navajas limpias de arenas, ya que su captura se realiza mediante buceo.

 

Una vez tenemos las navajas en nuestro frigorífico y llegado el momento de consumirlas, necesitamos una plancha o sartén, limones, aceite de oliva y sal.  En una jarra añadimos zumo de limón recién exprimido, aceite de oliva y sal y lo removemos. A continuación pondremos la plancha a calentar y una vez caliente, añadimos las navajas.

Acto seguido vamos empapando las navajas con la mezcla que tenemos preparadas sin dejar que se seque su carne pero sin ahogarlas demasiado tampoco. A los pocos minutos las navajas empezarán a abrir su concha hasta que poco a poco su carne se despegará de una de sus valvas. Éste momento será el ideal para retirarlas de la plancha y consumirlas.

Aunque el tiempo de las navajas en la plancha puede variar según el gusto de cada comensal, tenemos que tener en cuenta que cuanto más tiempo estén en la plancha las navajas más dura se pondrá su carne.

Previous postNext post

Deja un comentario

0

Tu carrito