almeja blanca gallega

Marisco gallego en Navidad: Cardos con Almejas

No hay marcha atrás, comienzan las navidades. Quizás ni siquiera nos planteemos en poner aún el árbol, pero fuera de casa, estamos entrando de forma imparable en la época más decorada del año y con ella los preparativos para esos días y para nosotros, las recetas de marisco gallego.

Comenzamos a imaginar cuántos seremos en casa, cuáles son nuestros platos estrellas y con qué podemos sorprender a nuestros invitados o familia. Por eso hoy os traemos una receta de marisco gallego que no os dejará indiferentes.

El marisco gallego es una de las estrellas de cualquier mesa en navidad y es ahora cuando deberíamos comenzar a planificar su compra de cara a una navidad mucho más económica en este aspecto.

Cardos con Almejas Gallegas

Porque no sólo de entrantes viven los invitados. Hoy os traemos una receta realmente original con marisco para dar rienda suelta a nuestra imaginación y disfrutar de un manjar como la almeja gallega.

Ingredientes:

  • 1 cardo fresco
  • pimienta negra
  • pimienta blanca
  • nuez moscada
  • perejil
  • 1 limón
  • 100 gramos de almendras naturales
  • 2 chalotas
  • 30 gramos de harina
  • 450 ml de agua de cocer los cardos
  • 250 gramos de leche
  • 1 kilo de almejas
  • 2 dientes de ajo
  • aceite de oliva
  • sal

Elaboración:

Limpiamos los cardos, eliminando la hora de los laterales del tallo, las fibras y las posibles hebras, evitando así malas sensaciones a la hora de comerlos. Troceamos el cardo en un tamaño que no sea superior al de una cuchara sopera media, a continuación las sumergimos en agua fría, el zumo del limón y el perejil.

Para que el cardo no nos amargue deberemos someterlo a un blanqueamiento doble, algo que suena más complicado de lo que realmente es. Simplemente hervimos el agua e introducimos el cardo dentro unos 4 ó 5 minutos, escurrimos y repetimos una vez más.

Ahora, procedemos a hervir los cardos en agua (no nos servirá el agua ya utilizada), con sal durante 30 minutos en olla express aproximadamente, hasta que estos estén tiernos y listos para consumir. a continuación, escurrimos los cardos y guardamos tanto el agua como las porciones.

En una cazuela o sartén, añadimos las almendras sin aceite para tostarlas hasta que estén doradas para pasar a reservarlas. En la misma sartén añadimos un poquito de aceite y la chalota (o cebolla dulce) troceada hasta que poche, para a continuación añadir la harina.

Rescatamos ahora el caldo de la cocción final del cardo para añadirla a la cebolla y la harina, añadimos la leche, la pimienta, la sal y la nuez moscada dejándola cocer y remover constantemente con una varilla para evitar los grumos.

En una sartén aparte, hacemos las almejas con un poco de agua, una cabeza de ajo picada, un toque de piel rallada de limón y un poquiro de su zumo, perejil y aceite de oliva. Sabremos que están en su punto cuando las almejas se abran.

Finalmente unimos los elementos en un sólo recipiente para finalizar la elaboración del plato; una vez la mezcla de la cebolla y la harina haya espesado, añadiremos las almejas gallegas, cardos y almendras, dándole 2-3 minutos más de cocción común.

Marisco Gallego en Navidad

Como veis, estamos ante un plato muy económico, sencillo y muy agradecido para cualquier ocasión. Es uno de los primeros platos más vistosos y deliciosos en cualquier menú navideño.

No dudes en compartir con nosotros tus mejores trucos y platos de marisco gallego para esta Navidad.

Previous postNext post

Deja un comentario

0

Tu carrito