• No products in the cart.

En menos de dos semanas estaremos preparando los detalles de nuestras cenas, terminando de confirmar los asistentes a una mesa reducida, con distancias de seguridad y con ausencias por mera seguridad. En menos de dos semanas estaremos celebrando, en pareja, con la familia o nuestras mascotas el fin de un año digno de recordar. Un año marcado por el miedo pero también por la esperanza y las ganas de celebración. Estas Navidades nos sentamos en la mesa para recordar los meses pasados, pero sobretodo para hacer planes de futuro, alejados de virus, de miedos y de incertidumbres. No es un año para reunirse, pero sí para celebrar la vida porque hay cientos de maneras de estar unidos pese a las distancias y las restricciones. En estas fechas renunciamos al contacto para disfrutar en el futuro de la vida. Estamos en fechas en las que

0

Tu carrito