Conoce el amor por nuestra tierra y el marisco más fresco de Galicia con envío a domicilio.

Recuerda que puedes encontrarnos mediante correo electrónico o a través de nuestras redes sociales.

Follow me on instagram

672 386 933
sabordaria@sabordaria.com

Captura de almejas gallegas

La captura de almejas gallegas se puede realizar de dos formas distintas, a pie o a flote. Ambas artes de marisqueo suponen un gran esfuerzo físico para los mariscadores y mariscadoras, además de tener que sufrir en sus propias carnes tanto las altas temperaturas del verano como el frío y duro invierno.

Al marisqueo a pie se dedican exclusivamente las mujeres, aprovechando la bajamar y con la ayuda de un sacho (legoña) escarban en las zonas de la playa dónde consideran que pueden encontrarse enterradas las almejas.

Las mariscadoras intentarán capturar, en el tiempo que dure la bajamar, el cupo establecido de cada tipo de almeja para esa jornada.

Una vez que la subida de la marea no les permita trabajar más, seleccionarán las almejas, pasarán el control de peso y talla para luego poder dejarlas en la lonja para su subasta. En el marisqueo a pie pueden capturarse principalmente berberecho, almeja blanca, almejas gallegas finas y almeja japónica.

 

Marisqueo Flotante

El marisqueo a flote antiguamente, era exclusivo de los hombres, pero hoy en día son cada vez más las mujeres que se dedican a este arte.
Para el marisqueo a flote es preciso contar con una embarcación, ya que las almejas serán capturadas desde la misma con un la ayuda de un raño y un rastrillo de acero o hierro con un largo mango.

Cada vez son más utilizados el acero y el pvc, con el fin tener el control del raño para rastrear el fondo y poder izarlo hasta la embarcación y seleccionar las almejas entre el sustrato.

A diferencia del marisqueo a pie, en el marisqueo existe un horario establecido de trabajo desde las 8 de la mañana a las 2 de la tarde, independientemente de la bajamar o la pleamar.

Una vez terminado el horario establecido o cuando se consigue capturar el cupo de la jornada, las embarcaciones pasarán por un control de peso y talla para luego poner rumbo a la lonja, para depositar allí las almejas para su subasta.

Las principales clases de almejas que se capturan en el marisqueo a flote son, el berberecho, la almejas gallegas finas, la almeja japónica, la almeja blanca y la almeja roja.

De ambas artes de captura de almejas, en Sabor da ría seleccionamos los mejores ejemplares para nuestros clientes y sirviéndolas completamente frescas en sus hogares.

 

Deja un comentario