Conoce el amor por nuestra tierra y el marisco más fresco de Galicia con envío a domicilio.

Recuerda que puedes encontrarnos mediante correo electrónico o a través de nuestras redes sociales.

Follow me on instagram

672 386 933
sabordaria@sabordaria.com

Crustáceos como la nécora, el bogavante, el buey o el centollo, son mariscos con exoesqueleto rígido (caparazón) y que a su vez les sirve como escudo protector para defenderse de sus depredadores. Para poder crecer, deben despojarse de dicho capazón mediante el proceso de muda, período en el que son muy vulnerables. El proceso de muda consta de varias fases denominadas pre-muda y post- muda, inter- muda y la propia muda (ecdisis). En este período de fases transcurrirán cambios morfológicos y fisiológicos que terminarán sustituyendo el viejo y pequeño caparazón por uno nuevo y más grande.

Sabordaria.com fue surgiendo a raíz de la “rabia” de ver, como mariscador, los engaños de todo tipo a los que están sometidos los compradores finales, las amas  casa. Engaños que van desde precios abusivos, mariscos congelados por frescos, mariscos foráneos por gallegos y mezclas de distintos marisco más caros con mariscos más económicos.

ALMEJA FINA O SAN (tapes decussata) -- Esta almeja se caracteriza por tener sus sifones completamente separados, tiene las estrías de su concha muy marcadas, su color varía según la zona en la que habita, desde un marrón a un verde blanquecino y es la que más aguanta fuera del agua.

Para degustar una nécora podemos comenzar por sus patas, seccionándolas de raíz y luego partiéndolas por cada una de sus articulaciones para ser apretandas con los dedos, consiguiendo que salga la carne de su interior. Para las pinzas, por su concha más dura, realizaremos el mismo troceado pero nos ayudaremos de unas pinzas o cascanueces para romperla.

Aunque se puede conseguir alguna mejilla con cuerdas a la pesca (cuerdas de mejillón vacías atadas a la batea y hasta un metro de profundidad, en donde se irá pegando la mejilla (larvas) que arrastra la corriente), la inmensa mayoría es recolectada en las rocas donde es mar bate con más fuerza, a la mejilla le gusta fijarse  en las mismas zonas que los percebes, por lo que es necesaria la baja mar para poder realizar la recolección.

Para prepararlo a la plancha, si el bogavante es fresco y vivo (como el nuestro), lo cogeremos por la cabeza para que no nos haga daño con su cola y lo pondremos encima patas abajo de una tabla de cocina con un paño de por medio para que no resbale. Lo trocearemos, ayudados de un buen cuchillo, de forma vertical de cabeza a cola en dos partes iguales. Hasta que esté troceado, no sacaremos las sujeciones (gomas) de sus pinzas, ya que estas son muy poderosas, (capaces de amputarnos un dedo sin problema)

La muda se origina a partir de la membrana de intersección entre en cefalotórax y el abdomen, por lo que mariscos como la nécora y el centollo se desprenderán de sus viejo caparazón por la parte de atrás, sacando por último la zona de la boca y mariscos como el bogavante y la cigala, liberarán primero la cabeza, las patas y finalmente el abdomen. La muda se produce hormonalmente.

En el órgano X, situado en los pedúnculos oculares, la hormona inhibidora de la muda (HIM) evita la muda y el órgano Y, situado en los segmentos de la cabeza, ante un estímulo externo o interno como pueden ser el aumento de presión dentro del caparazón o la pérdida de alguno de sus apéndices (si pierde una de sus patas por ejemplo le nacerá otra) comienza a secretar ecdisona, la hormona precursora de la muda (HM). El crustáceo comenzará a formar un nuevo exoesqueleto sobre el exoesqueleto viejo.

1
¡Hola!
¿En qué puedo ayudarte?
Powered by